Arte y Literatura

Reseña de “El hombre que plantaba árboles” de Jean Giono

“Cuando reflexiono que un solo hombre reducido a sus simples recursos físicos y morales, ha bastado para hacer surgir del desierto esta tierra de Canaán, encuentro que, a pesar de todo, la condición humana es admirable.” 

–Jean Giono 

Estoy seguro que “El hombre que plantaba árboles”, publicado en 1953, es una de esas historias que se deben leer obligatoriamente por lo menos una vez en la vida. De repente, es de esas historias que podemos tomar como ejemplo para fortalecer nuestra empatía con el mundo. Quizás, es de esas historias que llevan a cualquier persona a identificarse con la realidad que nos rodea. 

Y es que es cierto, puesto que Jean Giono cautivó y continúa cautivando a varios lectores al mostrar cierta conexión con el entorno natural que antaño teníamos más presente, pero que ahora ponemos de lado y nos alejamos paulatinamente. Olvidamos esa armonía que puede ser la solución para la grave crisis ecológica que vivimos, aunque también esta historia es una herramienta de aprendizaje que debemos usar para hablar de nuestra capacidad de agencia con el medio ambiente, el respeto hacia este y su cuidado. 

¿Cómo recuperamos esa armonía?, nos preguntamos. ¿Qué podemos hacer?, nos cuestionamos. ¿Podemos hacerlo?, es otra interrogante. Muchas de esas preguntas las intenta responder el autor con su singular personaje, un pastor de la Provenza francesa que decide reforestar su estéril región. A medida que el narrador, que queda en el anonimato, cuenta qué es lo que hace el curioso Eleazar Bouffier, nos invita a reflexionar sobre nuestras actitudes en la modernidad acelerada y tratar de reconectarnos con ese espacio que desconocemos y destruimos. 

El viaje de Eleazar Bouffier es de aprendizaje y en sus acciones podemos reflejarnos, como lectores, como ciudadanos, como personas que habitamos el planeta. Este personaje de ficción toma la decisión de retornar a la vida esos paisajes yermos y abandonados. Incluso en el transcurrir de dos guerras mundiales, la determinación de Bouffier queda intacta, al igual que el gran paso verde y natural que restaura y que es muestra de su generosidad, paciencia y respeto hacia la naturaleza. De pronto, la vida se abre camino, de una forma agradecida y perseverante. 

Este es un ejemplo más para comprender que necesitamos de la experiencia para traducir la ciencia y mostrar de manera más sencilla la información que genera. Asimismo, nos invita a reconocer el papel del arte en los temas ecológicos y la empatía como vehículo para enfrentar la crisis ambiental. Colocar el dato como parte de una historia, conducirlo por medio de un personaje y sus decisiones, es una manera interesante y enriquecedora como primer paso del cambio. Solo así podemos mejorar la educación ambiental y hacerla de calidad, comentando y colocando historias que sean base para la reflexión y el despertar de la conciencia ecológica. 

Hay muchas personas que son como Eleazar Bouffier, en cualquier trabajo que desempeñen. No obstante, es necesario tener a más Eleazar Bouffier en la sociedad, ya que (parafraseo el prólogo de José Saramago para el texto), es alguien que “estamos esperando”. ¿Cuánto falta para ser como ese pastor amable, bondadoso y gentil de la Provenza, que en su silencio hizo mucho por el mundo? Y no se trata solo de árboles, a pesar que el título y el relato sean explícitamente de eso, sino de más detalles que podrían cambiar el curso de los actuales acontecimientos. 

Cada persona que trabaja por la salud del medio ambiente, por su protección, por cada tema relacionado con la crisis ambiental, representa físicamente a Eleazar Bouffier y contar su historia es transmitir el mensaje a quien esté interesado en escuchar y esté dispuesto a comenzar su travesía para salvar el mundo. Desde lo más simple, lo que se requiere es la voluntad para hacerlo. 


Lee “El hombre que plantaba árboles” aquí.

Cortometraje animado basada en la historia de Jean Giono, dirigido por el canadiense Frédérik Back.

0 comments on “Reseña de “El hombre que plantaba árboles” de Jean Giono

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: