Opinión

Un futuro con agencia, sostenible y resiliente: Primer foro de “Ciudades con Futuro” (I)

Esta publicación forma parte de una serie de artículos de nuestros editores, cada uno a su estilo, para hablar sobre este Foro producido por Radio Programas del Perú (RPP) junto a diversos aliados, que permitió conocer las miradas del Estado, la sociedad civil y el sector empresarial sobre el futuro de las ciudades peruanas rumbo hacia la sostenibilidad y la resiliencia.

El viernes 28 de febrero tuve la oportunidad de asistir al primer foro de Ciudades con Futuro, organizado por Radio Programas del Perú (RPP). Este evento se llevó a cabo en el que fue mi centro de estudios, la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). En pleno sol, pude observar a mucha gente ingresar a este Foro, que tuvo como principal objetivo establecer y profundizar en las bases para la construcción de ciudades sostenibles y todo lo que esto involucra. Menciono “profundizar” ya que se necesitaba, de todas formas, comentar, opinar, debatir e informar sobre las metas a alcanzar para que Lima y otras ciudades del Perú lleguen a ser “ciudades sostenibles”, con base en una serie de acuerdos, soluciones y compromisos de un trabajo conjunto entre todos los actores involucrados

Los paneles: propuestas y debates

El eje del evento fue el debate sobre el desarrollo urbano de Lima. En ese sentido, el foro se dividió en tres paneles que se complementaban, de manera que había una conexión entre propuestas, discusiones y conclusiones. El primero, entorno a la gestión de residuos sólidos y las aguas residuales; el segundo, sobre energías renovables en la ciudad y un transporte público de calidad; y el tercero, sobre la importancia de los espacios públicos para generar un sentido de comunidad. En un vistazo general, la premisa era cómo podríamos hacer para reordenar la ciudad y eliminar el caos, convertirla en un espacio para formar comunidad, hacerla amigable ambientalmente y ser responsables de ello.

Cada panel tuvo un acercamiento particular, desde distintas miradas, que aportan a una planificación urbana de nuestra ciudad. El debate tuvo perspectivas desde el Estado, la empresa privada, la Academia y la sociedad civil. Los puntos a debatir surgían a medida que se plantearon algunos desafíos, como el tratamiento de aguas residuales, ciclovías articuladas, el transporte oficial, sostenible, eficiente e inclusivo, una política ambiental basada en la economía circular, la creación de más áreas verdes, la utilización de energías renovables, la creación de un plan de acción urbano para Lima y Callao, entre otros temas. Esto es a fin de que, en la práctica, se puedan eliminar las rígidas barreras espaciales y culturales que afectan a la vida en nuestra metrópoli.

Sin embargo, el tema recurrente (destacado en las introducciones de los tres paneles) era el Futuro de la ciudad, pero no uno ubicado en treinta o cincuenta años, sino un futuro que prácticamente se encuentra a la vuelta de la esquina: puede ser mañana mismo o, incluso, hoy. Así también, se habló sobre los constantes desafíos que tiene la ciudadanía para crear una ciudad limpia, armónica y justa, en un contexto de efervescente cambio climático. Dicho de otro modo, se pensó a la ciudad como un espacio compartido y como tal, se trata de una comunidad de personas que deben establecer acuerdos para crear, planificar y proteger su entorno natural y urbano para una mejor calidad de vida.

Si bien la conclusión general puede atribuirse a la necesidad de una buena y mejor “planificación”, ésta no es suficiente si no podemos lograr un cambio de conciencia en la población y, tal como mencionó la Ministra del Ambiente Fabiola Muñoz, un “cambio de cultura” en los ciudadanos. Es en este punto que me detendré para explayar lo que significa llevar a cabo foros como este, ya que cuando hablamos de ciudad, hablamos de gente y sobre todo, gente que quiere hacer algo por el lugar en el que vive y otras que no.

¿A qué se refiere la ministra con “cambio de cultura? Para mí, es muy sencillo: todo lo que se debatió en el marco de las oportunidades de la ciudad, el tratamiento de ésta y su cuidado, solo será posible si la misma sociedad quiere que lo sea. Eso no quiere decir que no se cuente con el trabajo de las municipalidades o la participación de otros niveles de gobierno, que es una parte importante y lo que generará incentivos; pero está en la misma ciudadanía el re-actualizar su chip y pensar, finalmente, no solo en sí mismos sino en los demás: la empatía es la clave. Cambiar de cultura significa solidaridad, respeto, educación y acción. Significa también eliminar todo lo que fragmenta una comunidad y que luego contamina el espacio en el que se desarrolla. Una nueva cultura significa ser agentes de cambio y actores eficientes en el planeamiento de una sociedad justa, igualitaria y democrática, en consonancia con el cuidado del ambiente.

El ser un agente de cambio significa tener la iniciativa para transformar a las personas y los espacios, y movilizarnos atenta y conscientemente en una marcha hacia el futuro. Un agente de cambio aprovecha las oportunidades, que las hay, pero al mismo tiempo, las fabrica. Un agente de cambio, en un contexto de desarrollo sostenible y ciudades con futuro, que garantiza el cuidado del ambiente, significa ser fabricante de las propias oportunidades. No hablemos exclusivamente sobre andar más en bicicleta y menos en carro, reducir el consumo de electricidad y el uso de plástico, cuidar el agua porque hay millones que no tienen, o participar en espacios para planificar la ciudad de modo que sea segura y eficiente, con la sociedad y el ambiente, o de borrar las desigualdades que provocan el distanciamiento y las pugnas en la comunidad. Hablemos de “actuar” para realizar todo lo anterior, fabricar oportunidades y trascender, porque el “actuar” es la primera agencia del cambio.

Agentes de cambio: fabricantes de oportunidades

Esta agencia se manifestó al finalizar el Foro, cuando se presentaron cinco historias relacionadas con la ciudad, el cuidado del ambiente y la creación de oportunidades. Estos personajes, relevantes en la comunidad, fueron actores del cambio que fabricaron oportunidades y no esperaron a que alguien lo hiciera por ellos. No esperaron que solo el Estado o alguien más les diera incentivos.

La ministra comentó en el programa “Enfoque de los sábados”, de RPP, que el Estado “tiene que generar las condiciones para el cambio de cultura que necesitamos”. Reafirmo lo que dijo la ministra y agrego que los VERDADEROS agentes de cambio, como los que se presentaron en Ciudades con Futuro, son los que no esperan pacientemente el llamado del Estado, sino que arman sus oportunidades y trabajan JUNTO con el. Necesitamos que más personas tengan agencia de cambio, como Marino Morikawa, Sandra Alencastre, Pancho Cavero, José Quisocala y María Paz Cigarán, que tuvieron agencia, iniciativa y crearon sus propias oportunidades, de la forma en que cada uno podía y esto demuestra que el cambio surge de uno mismo, solo debemos saber cómo, dónde, por qué y cuándo hacerlo.

Celebro que se impulse el interés por el futuro de la ciudad basado en un imponente cambio cultural, que va de la mano de incentivos que podrían venir del Estado pero también creados por uno mismo. Espero que en otros foros como Ciudades con Futuro se generen discusiones sobre qué otras estrategias debemos emplear para lograr una mejor ciudad. Es necesario que ante la urgencia de la crisis climática se planteen políticas transversales, que impliquen una actualización de la economía lineal hacia una circular y, además, mejores políticas ambientales, así como una cooperación entre entidades municipales y la participación de la sociedad en este proceso de cambio.

La ciudad es un “bien público” y como tal, debemos eliminar toda brecha social que dinamite la coexistencia pacífica, libre y plena, en los ciudadanos. Debemos transformar los espacios urbanos para que sean sitios inclusivos y sostenibles. Con esto, enfatizamos en la lucha contra el cambio climático, proponiendo estrategias y alternativas de solución para el cuidado del ambiente. Esto se verá posible solo con un actuar consciente y responsable. Debemos fabricar nuestros propios incentivos y oportunidades para ser co-creadores del espacio deseado, ese que todos queremos compartir.


Escucha las conclusiones del I Foro Ciudades con Futuro haciendo click aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: